h1

mi GUIA no OFICIAL PARA EVITAR CONTAGIARSE DE INFLUENZA AH1N1 y otros bichos

16 diciembre 2009

Ahora que se acerca la temporada invernal, y vuelve a estar en boga el tema de la influenza que una vez llamamos chupacabrina y que ahora – así como para no alborotar ni espantar a la gente- llamamos influenza AH1N1, resulta imperioso hacer una pequeña reflexión acerca de cómo evitaremos que nos caiga la maldición de la gripa del marrano.

Y es que en los medios oficiales nos han repetido hasta el cansancio una serie de recomendaciones que no han resultado efectivas, por diversos motivos, de los cuales ofrezco algunos ejemplos a continuación:

LÁVATE LAS MANOS ANTES DE COMER, tú te las lavas, pero no cuentas con que en el tianguis de los domingos cuando estas comiendo tus religiosos tacos, y justo cuando el primer taco viaja a la buchaca, llegue y te salude de mano “El Tiliches”, el borrachito que duerme en las banquetas de tu colonia y que te adora y te saluda desde que le regalaste aquella chela que te salió quemada.

NO SALUDAR DE BESO, tu esfuerzo se viene abajo cuando ves venir a esa viejita lujuriosa de tu trabajo que se acerca a saludarte relamiéndose los labios.

NO SALUDAR DE MANO, inútil esfuerzo, nunca falta en la escuela o en la oficina, el depravado ese que le encanta saludar de mano a medio mundo, justo después de que se escondió a rascarse los tanates.

VENTILAR Y PERMITIR LA ENTRADA DE SOL EN LA CASA, LAS OFICINAS Y EN TODOS LOS LUGARES CERRADOS, si claro, deja todas las ventanas y puertas abiertas para que llegue el ratero y pase como Juan por su casa.

MANTENERSE ALEJADOS DE LAS PERSONAS QUE TENGAN INFECCIÓN RESPIRATORIA. ¡Por supuesto!, sobretodo en lugares de alta concentración de gente como el metro, los micros o el metrobús, no te importe si tienes que esperar 3 horas a que pase la hora pico y empiece a bajar la saturación. Patrañas, como si uno pudiera elegir siquiera el no recibir un repegón de sope sudado en el metro.

NO COMPARTIR ALIMENTOS, VASOS O CUBIERTOS. Y sobre todo, asegurarte que en ese restaurant a donde te gusta ir a comer cuando traes billete, o en esa fondita donde a duras penas te alcanza para ir a comer, laven minuciosamente todos y cada uno de los cubiertos utilizados por todos y cada uno de los clientes a lo largo de todo el día.

Este blog, consciente de la imposibilidad de practicar las recomendaciones arriba mencionadas y preocupado por la posibilidad que de a uno de sus escasísimos lectores se lo cargue el payaso, ofrece ALGUNAS RECOMENDACIONES QUE SI SE PUEDEN LLEVAR A LA PRÁCTICA para reducir -aunque no eliminar- la posibilidad de contraer una de esas enfermedades que los puedan matar, basadas en el hecho de que la mayoría de enfermedades llegan a nosotros por nuestras propias manos.
Pues bien, las recomendaciones que probablemente salven tu vida son:

Saluda de mano a amigos, familiares y extraños con la mano DERECHA

Si vas a comer tacos, cómelos con la IZQUIERDA.

Si acostumbras comer “de pellizquito” hazlo con la IZQUIERDA.

Si tu postre son unos chetos, cómelos con la IZQUIERDA.

Si vas a cachetear a tu novio(a) cachetealo (a) con la DERECHA.

Si vas a hurgar entre las propiedades del prójimo, roba con la DERECHA.

Si vas a apuñalar a alguien, toma el cuchillo con la mano DERECHA.

Si te gusta chuparte el dedo gordo, chúpate el de la mano IZQUIERDA.

Si te vas a sacar los mocos, sácalos con la IZQUIERDA.

Si te vas a quitar las lagañas, quítatelas con la IZQUIERDA.

Pica el culo ajeno con la DERECHA y el propio con la IZQUIERDA

Rasca los güevos ajenos con la DERECHA y los propios con la IZQUIERDA

Si eres oficinista y trabajas todo el dia ante una computadora, teclea únicamente con el índice de la mano DERECHA (no te hagas, de todas formas usas muy poco los otros dedos)

Con estas sencillas recomendaciones nos aseguramos que la mano que usamos para servicio propio sea siempre la IZQUIEDA, que estará siempre limpia y libre de cualquier cochinada externa, y que la mano inmunda, golpeadora, ratera y asesina sea siempre la DERECHA, ¡ouch! Hasta sonó un poco grillero esto, mhhhh, quizá si fue mi intención.

7 comentarios

  1. Eso de picar culos propios y ajenos, mas que recomendación parece confesión, pero en fin, esperando que todo esto de la fiebre porcina (aunque se llame porcina sigan comprando tacos de chicharrón prensado y tortas ahogadas) no sea un compló orquestado por televisa y teveazteca para manipular las débiles mentecitas de nuestros estúpidos connacionales (y aunque así fuera ¡lavense las pinches manos!)

    Saludos.


    • Ahhh las tortas ahogadas, bien dispuesto estaría a contagiarme con tal de comerme una en este momento, no se me hizo en este viaje navideño, ya será para la próxima.

      Saludos compaye.


  2. jajajaja, sere el cabron mas sano de la chamba gracias a tus sabios consejos, te estoy escribiendo esto con la derecha jojo


    • Vientos, asi tenemos garantizado buen material CRUDO por mucho tiempo jeje.


  3. Claramente no estas pensando en los mancos eh.
    Pobre Cervantes…


    • Jeje bueno confiemos en que en los tiempos de Cervantes no hubiera influenza cochina.


  4. Para cuando mas posts?, pinche hombre de los helados



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: